¿Qué son los agroquímicos?

Qué son los agroquímicos

Maleza, insectos, cambios de clima inesperados, enfermedades en los cultivos son las peores pesadillas para los agricultores ya que puede provocar desde pérdidas de productos hasta el fracaso total de un cultivo. Para evitar los daños hay unos productos químicos con cualidades de protección contra plagas y enfermedades: los agroquímicos.

Los agroquímicos son productos químicos que se usan para preservar o incrementar la fertilidad del suelo, mejorar el rendimiento de los productos agrícolas, garantizar la calidad de las cosechas, disminuir o controlar las plagas u otros organismos nocivos para las plantas o cultivos.

En general, los agroquímicos pueden ser orgánicos (extraídos por síntesis o procesos naturales), sintéticos (producidos en laboratorios) o una combinación de ambos. Actualmente los más utilizados son los sintéticos ya que son más asequibles, se producen rápidamente, cumplen con normativas internacionales y son eficaces para eliminar plagas pero también mejorar las cualidades de los cultivos.

Tipos de agroquímicos

Los agroquímicos se clasifican con base en el destino de su aplicación, por lo que podemos encontrar:

  • Fertilizantes y fitorreguladores. Son agroquímicos que se usan para mejorar la calidad de la tierra, propiciar el crecimiento de los cultivos. Entre estos encontramos a las fitohormonas: hormonas vegetales que regulan el crecimiento de las plantas al estimular o detener el desarrollo de las raíces y sus partes aéreas. Además de mejorar la calidad de los cultivos, aportan nutrientes a las plantas y hace que crezcan rápidamente y con mejor calidad.
  • Herbicidas. Se utilizan para eliminar plantas nocivas para los cultivos y se encuentran de varios tipos con base en sus cualidades, periodos de aplicación, grado de afectación de las plantas y tipo de planta que se quiere controlar
  • Insecticidas. Son los agroquímicos más conocidos por su importancia en la erradicación de plagas de insectos nocivos para los cultivos.
  • Fungicidas. Se usan para acabar con hongos perjudiciales tanto para animales como para plantas y se clasifican con base en su composición química, área de empleo en el cultivo y modo de actuación.
  • Nematicidas. Son plaguicidas utilizados para matar a los parásitos de las plantas y gusanos del suelo que se alimentan de los cultivos.
  • Raticidas. Utilizados para el control de roedores como ratas y ratones que pueden ingresar al campo para comerse los cultivos.

Qué son los agroquímicos

Beneficios de los agroquímicos

Gracias al uso de los agroquímicos la agricultura ha tenido grandes avances en productividad, ya que se pueden obtener productos fuera de temporada, acelerar el crecimiento de los cultivos, incrementar los nutrientes y asegurar una calidad visual inigualable.

Además, al usarse de acuerdo con las normativas internacionales y seguir las instrucciones, pueden enriquecer los suelos y el agua para incrementar la producción, reducir la escasez de alimentos y cumplir con tiempos de entrega de los agricultores a sus clientes. Se estima que sin el uso de agroquímicos, la producción de frutas, verduras, forrajes y fibras reduciría alrededor del 40% en todo el mundo, no solo por la velocidad de crecimiento de los cultivos, sino por el efecto nocivo de las plagas.

Por otro lado, el uso de productos químicos para la industria agrícola también se traduce en una reducción de costos al poder optimizar el uso de agua, evitar la deforestación para tener más suelos cultivables, evitar la erosión del suelo ya que se mantienen los nutrientes y se pueden combinar con otras tecnologías de siembra y cultivo, como el uso de macrotúneles o invernaderos.

Otro de los beneficios para los productores es la oportunidad de incursionar en mercados nacionales o internacionales al tener un incremento en la producción, pero también en la calidad de los cultivos lo que abre la puerta a las exportaciones y a mayores ganancias.

¿Cómo elegir agroquímicos?

Es importante tomar en cuenta factores como el clima, tipo de aplicación, objetivo a alcanzar con el producto, condiciones ambientales como humedad, velocidad del viento, nubosidad, tipo de plagas, enfermedades o maleza que se encuentren en el lugar.

También es importante tomar en cuenta el tipo de aplicación y el medio que se utilizará, por ejemplo por pulverización, aspersión, entre otros con los que se puede determinar el equipo necesario, volumen, presión y velocidad de circulación.

Por último, los agroquímicos son seguros para los consumidores humanos ya que se formulan para ser letales para los insectos, plagas, hongos o hierbas, pero al mismo tiempo para no ser dañinos para los consumidores.

En la web de Pochteca encontrarás una gran variedad de agroquímicos para diferentes aplicaciones. Te invitamos a navegar por nuestra página web para conocerlos, visitar nuestras sucursales y contactarnos a través del chat en línea para más información. Con gusto te atenderemos.

Archivo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on skype
Skype